Andaina: Ruta dos soutos

Localización

Esta ruta se encuentra en el Concello de Vilariño de Conso, podemos llegar o bien desde Viana do Bolo, si venimos de Valdeorras o Ponferrada, o desde Manzaneda cuando llegamos de A Pobra de Trives. Aconsejamos dejar el coche en el aparcamiento del Concello y posteriormente dirigirnos a pie al inicio de ruta que se encuentra en una curva de la carretera que desciende en dirección el embalse del Bao (42°10'2.34"N 7°10'55.96"O).

Resumen de la ruta

Esta ruta de senderismo pretende trasmitir el importante papel de la producción y recolección de castañas realizado en el pasado por los habitantes de Vilariño de Conso Atravesaremos numerosos soutos, un bosque de castiñeiros, que nos avisan de que estamos delante de una industrial artesanal que fue estratégica para la economía de este territorio. Por este motivo, en el transcurso de nuestro camino debemos fijarnos en las planificadas plantaciones de castiñeiros, adecuadamente injertados y podados para aumentar la calidad de la castaña y facilitar su recolección. De hecho, el concello de Vilariño de Conso forma parte de la Ruta Europea de la Castaña.

El primer tramo de la ruta pasa por un antiguo camino de carro que unía Vilariño y Conso. Seguiremos ascendiendo por un bosque de castiñeiros que acaba en San Cristovo. A partir de aquí nos toca volver a Conso y elegir entre la opción más corta, volver a Vilariño de Conso por O Palacio y A Veiguiña, o continuar por el Embalse do Bao, cruzando un puente en Auga Lavada. En el caso de escoger la opción más larga terminaremos nuestro recorrido bordeando el embalse para acabar en una estación eléctrica.

Plantaciones de Soutos

El castiñeiro era un árbol muy apreciado por la calidad de su madera y su fruto: la castaña. Hoy en día su presencia se limita a la zona oriental y montañosa de Galicia por varios motivos, el primero, la conocida como “tinta de castiñeiro” que acabó con casi todos los soutos gallegos (conjunto de castiñeiros) a mediados del siglo XIX. Pero el golpe definitivo se lo asestó la llegada del mundo moderno a partir de 1970, más partidario de árboles de rápida rentabilidad económica como el eucalipto y el pino. A pesar de esto, y aprovechando la fama de la extraordinaria calidad de las castañas de Vilariño de Conso, se continúan vendiendo castañas en los meses de octubre y noviembre, a poco más de 1 euro cada kilogramo, a empresas foráneas.

Fijarse en los castiñeiros injertados, castiñeiros mansos, y aquellos que no lo sean, castiñeiros bravos. Estos últimos proporcionan castañas de mala calidad destinadas para los cerdos, y los injertados están pensados para producir castañas para el consumo humano.

Fin de ruta

El final de la ruta extensa no deja indiferente a nadie. Acabamos en una estación eléctrica situada en una de las riberas del Embalse de O Bao. El territorio que comprende el municipio de Vilariño de Conso dispone de 5 presas y dos estaciones eléctricas. El Embalse de Portas el segundo más importante de Europa por la limpieza del canal. Para aquellos amantes del patrimonio industrial, en este caso hidroeléctrico, existe la posibilidad de visitar las instalaciones hidroeléctricas propiedad de Iberdrola. Pueden recibir más información en el Concello de Vilariño de Conso (988-340302).